Aptitud

Cómo caminar para fortalecer los abdominales

Apretar los músculos del estómago al caminar puede provocar un estómago más plano.

Jupiterimages / Brand X Pictures / Getty Images

Normalmente considerado como un ejercicio para la parte inferior del cuerpo, caminar realmente incorpora mucho más que la parte inferior del cuerpo. Los movimientos necesarios para impulsar el cuerpo hacia adelante, por ejemplo, no comienzan en la parte inferior del cuerpo, sino en el núcleo, la región abdominal. Simplemente colocando un pie delante del otro activa los músculos psoas, los músculos centrales pélvicos profundos, necesarios para mover los muslos. Activar conscientemente los abdominales mientras camina no solo los fortalece, sino que puede conducir a una panza más plana.

Forma apropiada

Mantener la forma adecuada es un factor clave para fortalecer los abdominales. Asegúrese de mirar hacia adelante y mantenga la cabeza levantada, no apuntando hacia el suelo. MayoClinic.com aconseja relajar el cuello, los hombros y la espalda. Balancee los brazos libremente y bombee los brazos para ir más rápido si es necesario. Por último, apriete los músculos del estómago y enderece la espalda.

Crujidos abdominales de pie

Mientras camina, haga una pausa de vez en cuando para hacer un crujido abdominal de pie. Contrae los abdominales, luego dobla lentamente la pierna izquierda y levántala al nivel del pecho. Dobla los brazos en el codo también. Mientras haces esto, gira simultáneamente el torso y los brazos hacia la derecha. Repita el mismo proceso en la pierna opuesta. Haga esto por aproximadamente un minuto.

Caminata nórdica

La investigación muestra que la marcha nórdica, caminar con un palo de esquí, quema más calorías que la caminata normal. La American Nordic Walking Association (ANWA) estima que la marcha nórdica es un 46 por ciento más eficiente que la marcha normal, y puede quemar casi el doble de calorías por hora. Según la ANWA, la marcha nórdica usa el 95 por ciento de los músculos del cuerpo, mientras que la caminata normal solo usa alrededor del 70 por ciento. Con más músculos comprometidos, el cuerpo puede quemar más calorías, lo que finalmente conduce a una cintura más delgada y más fuerte.

Balancear los brazos

Si no vas a caminar nórdico, entonces balancea los brazos. Balancear los brazos no solo involucrará la parte superior del cuerpo, sino que también lo ayudará a caminar más rápido. En general, cuanto más rápido mueva los brazos, más rápido moverá los pies y más calorías quemará. Además, involucrar a los tres grupos musculares (la parte superior del cuerpo, la parte inferior del cuerpo y los abdominales) requerirá que el cuerpo use más energía, queme más calorías y derrita la grasa del abdomen.

Caminar a menudo

Caminar con frecuencia acelera el proceso de pérdida de peso. Mientras más seguido camines, más calorías quemarás y más rápido se derretirán los kilos de tu sección media. El American College of Sports Medicine recomienda al menos 30 minutos de ejercicio cuatro o cinco veces por semana para programas de pérdida de peso a nivel principiante. La frecuencia y la duración de los ejercicios son más importantes que la intensidad en los programas para principiantes.