Aptitud

Cómo rehidratarse rápidamente


Rehidrate rápidamente después del ejercicio para evitar los efectos negativos de la deshidratación.

Después de un entrenamiento intenso, su principal prioridad es darle a su cuerpo la hidratación que necesita. Después de todo, si te dejas deshidratar, se producen varias reacciones adversas en tu cuerpo. Te sientes fatigado y tu estómago puede doler porque tu cuerpo ralentiza la digestión. Su concentración y capacidad de toma de decisiones se ven afectadas cuando está deshidratado, y su temperatura corporal puede aumentar debido a la incapacidad de su cuerpo para regular el calor. La mejor estrategia para evitar la deshidratación es comenzar a beber agua tan pronto como se despierte todos los días. Si eso falla, tome medidas para rehidratarse rápidamente después de la actividad física.

Comience con agua

Para la mayoría de las personas, el agua es la mejor opción para la rehidratación rápida. El American Council on Exercise recomienda beber de 17 a 20 onzas de agua dos horas antes del ejercicio para prevenir la deshidratación. Durante el ejercicio, trate de beber alrededor de 7 a 10 onzas de agua cada 10 a 20 minutos para reemplazar el agua que está perdiendo por el sudor. Después del ejercicio, beba de 16 a 24 onzas por cada libra de peso corporal que haya perdido en un esfuerzo por ayudar a su cuerpo a deshacerse de los productos de desecho, como el ácido láctico, de los músculos.

Agregue bebidas deportivas, si es necesario

Cuando sudas, pierdes agua y electrolitos. Durante los entrenamientos de menos de una hora, generalmente no pierdes suficientes electrolitos como para preocuparte, a menos que estés haciendo ejercicio en el calor. Sin embargo, después de una hora, debes rehidratarte con una bebida que contenga azúcar y electrolitos. Las bebidas deportivas que contienen una combinación de carbohidratos, como el azúcar y los electrolitos, pueden ser absorbidas por el cuerpo más rápidamente que solo el agua.

Una elección poco ortodoxa

Si bien el agua y las bebidas deportivas son lo más importante cuando se trata de la hidratación para los atletas, no son las únicas dos opciones disponibles para la rehidratación rápida. Un estudio de 2015 publicado en el American Journal of Clinical Nutrition determinó que la leche promueve la hidratación a través de la retención de líquidos a largo plazo en el cuerpo que el agua, las bebidas deportivas y otras bebidas comunes. He aquí por qué la leche funciona tan bien: cuando bebes agua, tus riñones la eliminan al producir más orina. Cuando la bebida que toma contiene nutrientes y electrolitos, su estómago se vacía más lentamente, por lo que se pierde menos líquido a través de los riñones.

Si no está seguro de si necesita beber más o no, hay una manera rápida de verificar su estado de hidratación. Si su orina es de color amarillo oscuro cuando va al baño, debe consumir más agua. Si es amarillo claro o claro, entonces estás listo para irte.

Sobre el Autor

Kelsey Casselbury es escritora y editora independiente con sede en el centro de Maryland. Sus clientes han incluido Livestrong, la revista School Nutrition, What's Up? Medios de comunicación, Academia Americana de Química Clínica, SmartBrief y más. Tiene una licenciatura en periodismo de la Universidad Estatal de Pensilvania.