Salud

Enfermedades Pulmonares Obstructivas Crónicas (EPOC) Técnicas de Conservación de Energía


La rehabilitación pulmonar ayuda a mejorar los niveles de energía en personas con EPOC.

IT Stock / Polka Dot / Getty Images

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica afecta a aproximadamente 12 millones de adultos estadounidenses. Las personas con EPOC tienen dificultades para mover el aire dentro y fuera de sus pulmones, y tienden a quedarse sin aliento incluso con un esfuerzo menor. El tratamiento estándar para la EPOC incluye inhaladores, medicamentos que disuelven el moco, medicamentos antiinflamatorios y oxígeno. Sin embargo, incluso con estas medidas, la mayoría de las personas con EPOC experimentan fatiga y deben buscar formas de conservar la energía para poder realizar sus actividades diarias.

Priorizar actividades

Los médicos generalmente aconsejan a las personas con EPOC que realicen sus tareas más exigentes físicamente temprano en el día, cuando tienen más energía. Sin embargo, para las personas con EPOC grave, incluso vestirse puede llevar mucho tiempo y ser agotador. Si te falta el aliento incluso con un esfuerzo menor, priorizar tus actividades es especialmente importante. Decida qué actividades de la vida diaria desea abordar y solicite la ayuda de familiares, amigos o cuidadores para todo lo demás.

Ayudas físicas

Caminar, subir escaleras, cocinar y otras actividades aparentemente mundanas pueden agotar la energía de las personas con EPOC. El uso de dispositivos de asistencia, como bastones o andadores, puede ayudarlo a conservar energía mientras realiza algunas de estas tareas. Los caminantes, en particular, pueden ser bastante útiles porque proporcionan una plataforma donde puedes descansar brevemente si te falta el aliento.

Sin embargo, los dispositivos de asistencia deben usarse con moderación. La American Respiratory Society y la European Respiratory Society recomiendan el ejercicio diario para la mayoría de las personas que viven con EPOC. Confiar demasiado en las ayudas físicas podría conducir a una mayor pérdida de acondicionamiento físico. Su médico puede ayudarlo a decidir si necesita un dispositivo de asistencia.

Dieta

La EPOC impone una demanda significativa en sus músculos respiratorios, aumentando su necesidad de calorías. Muchas personas con EPOC no consumen suficientes alimentos para compensar sus elevados requisitos de energía. En consecuencia, son más susceptibles a la fatiga y a menudo pierden peso.

Las personas con EPOC pueden ayudar a garantizar una nutrición adecuada al comer pequeñas comidas frecuentes formadas por una variedad de alimentos. Las frutas, verduras y fibra deben constituir una gran parte de su ingesta dietética. Según una revisión de 2008 en "Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care", los suplementos nutricionales que contienen el 20 por ciento de sus calorías como proteínas pueden ser beneficiosos. Su médico puede derivarlo a un nutricionista para diseñar una dieta que mejore su energía.

Rehabilitación pulmonar

Aunque parezca contradictorio, los pacientes con EPOC que hacen ejercicio tienen mejores niveles de energía que aquellos que son totalmente sedentarios. Un estudio publicado en la edición de junio de 2012 del "Journal of Thoracic Disease" demostró que una combinación de ejercicios de piernas y brazos y entrenamiento muscular respiratorio mejoró la resistencia física, el flujo de aire y la calidad de vida entre las personas con EPOC estable. Además, las personas que continuaron haciendo ejercicio en casa después del alta de un programa de rehabilitación pulmonar tendieron a mantener el nivel de energía que lograron durante su programa. Su médico puede ayudarlo a encontrar un programa de rehabilitación pulmonar en su área.

Consideraciones

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica generalmente progresa con el tiempo y generalmente se considera irreversible. La EPOC es una "enfermedad de grado", ya que algunas personas tienen síntomas leves, mientras que otras están gravemente afectadas y en cama. Por lo tanto, las técnicas de conservación de energía pueden variar desde programas de rehabilitación pulmonar relativamente vigorosos para personas con enfermedades leves hasta oxigenoterapia a tiempo completo para aquellos con poca función pulmonar restante. Cada paciente debe consultar a su médico para determinar los tratamientos adecuados.